Turnos y Consultas

Fobia Especifica

¿Que significa tener una  Fobia Especifica?

El miedo es una experiencia muy común para los seres humanos y se trata, además, de una experiencia que tiene un importante valor adaptativo para la supervivencia de la especie.

Normalmente cuando hablamos de miedo adaptativo nos referimos a un conjunto de sensaciones que se ponen en marcha como Respuesta Normal ante Peligros Reales.

Sin embargo, cuando estas sensaciones se experimentan en situaciones que no suponen una amenaza real, nos encontramos ante un miedo que ya no es adaptativo.

El término fobia se utiliza para describir este tipo de reacciones de miedo no deseables y es un tipo de Trastorno de Ansiedad

¿Cuáles son las características que convierten el temor en fobia?fobia arañas

  • Que sea desproporcionado con respecto a las exigencias de la situación
  •  Inexplicablemente irracional (el individuo reconoce la irracionalidad del temor desencadenado por la presencia o anticipación a un objeto o situación específica el miedo que siente es tan intenso que le impide poder desenvolverse adecuadamente)
  •  Fuera del control voluntario
  • Lleva a la evitación de la situación temida o lo soporta con un alto nivel de malestar.

¿Cuáles son los síntomas de la fobia específica?

–  Sudoración -Control motor deficiente. – Ritmo cardíaco rápido.– Puede interferir con el trabajo y la interacción social.– Puede presentarse sensación de debilidad, cobardía y pérdida de autoestima al evitar el objeto de la fobia.

¿Cuáles son las fobias más comunes?

  • Tipo animal
  • Tipo ambiental (alturas, tormentas, agua, etc.)
  • Tipo sangre-inyecciones-daño
  • Tipo situacional: aviones, ascensores recintos cerrados
  • Otros tipos: (Ejemplos: atragantamiento, vómito, adquisición de una enfermedad, etc.)

Entre ellas, las más comunes son las fobias a los animales, a la sangre y a las heridas, a los médicos y dentistas, a la defecación o micción en lavabos públicos, a las alturas, a los lugares cerrados, a los ruidos, a los fenómenos meteorológicos, a la oscuridad, a conducir, a viajar en avión, a comer alimentos concretos, a atragantarse, o a la actividad sexual.

La fobia a los animales consiste en miedos aislados a animales, tales como pájaros, perros, gatos, ranas, serpientes, arañas, mariposas, abejas y avispas. Este tipo de fobia supone miedo y evitación a los animales en sí mismos y no tanto asco o miedo a la contaminación. En los fóbicos a los animales el miedo alcanza su punto máximo especialmente cuando los animales se encuentran en movimiento. Normalmente las personas temen a un tipo de animal y no a otras especies diferentes, y únicamente una minoría muestra miedo por el daño que le pueda causar el animal. En general, en la mayor parte de los casos los fóbicos temen al pánico que pueden llegar a experimentar y mostrar ante la presencia del animal, y a las consecuencias negativas que ello puede tener.

La fobia a la sangre y las heridas  Presenta varios rasgos distintivos únicos. El más importante de todos ellos radica en el conjunto de reacciones psicofisiológicas que se desencadenan ante la presencia de sangre o heridas o estímulos relacionados con ella. De todas las respuestas psicofisiológicas, lo más característico es el patrón de respuesta cardiovascular que, a diferencia del resto de los fóbicos, es bifásico: en un primer momento se produce un breve y ligero aumento del ritmo cardíaco y de la presión arterial que se ve seguido de una importante desaceleración vasovagal del ritmo cardíaco (que puede llegar a una breve asístole) y de la presión arterial. Todo ello acompañado de náuseas, sudor, palidez, y, en ocasiones, desmayo. En este tipo de fobia parece que la ansiedad se relaciona más con la anticipación de un posible desvanecimiento que con el estímulo fóbico.

Las fobias Situacionales abarcan un conjunto variado de situaciones, aunque las más representativas son la fobia a los aviones, la fobia a conducir, la fobia a los lugares muy concurridos, la fobia a las alturas y a los puentes. El aspecto más distintivo de este tipo de fobia específica frente a las fobias a los animales o las fobias a la sangre o las heridas, es que suele presentarse tanto en solitario, como formando parte del trastorno por angustia con agorafobia

 miedo-volarfobia al dentista adultosFOBIA A CONDUCIR

Tratamiento

Terapia cognitiva conductual,  que incluye:

  • Evaluacion Conductual de la Fobia especifica
  • Identificacion de los  Pensamientos Ansiosos  y  Reestructuración de los mismos por otros más realistas (en general los pacientes con mucho miedo suelen por ej. sobrestimar la probabilidad de que el acontecimiento mas temido ocurra, suelen tener pensamientos catastróficos con respecto al impacto negativo que pueda ocurrir si  lo temido sucediera, etc.)
  • Técnicas Imaginarias, Simbólicas, Virtuales y en Vivo.
  • Desensibilizacion Sistematica Imaginaria.
  • Técnicas de relajación

El tratamiento Cognitivo – Conductual es la que se ha mostrado más eficaz empíricamente en el tratamiento de las fobias especificas.